Pentecostés… ¿Qué, quién, cuándo y por qué se celebra?

La fiesta de Pentecostés, que en 2020 corresponde al 31 de mayo, es uno de los domingos más importantes del año, después de la Pascua. Evoca la manifestación del Espíritu Santo sobre los apóstoles, quienes, luego de la resurrección y ascensión de nuestro Señor Jesucristo, «perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos» (Hechos, 1:14).

 

«Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua».

Contexto histórico

El sitio iglesia.cl refiere que, en el Antiguo Testamento, el día de Pentecostés constituía la fiesta de la cosecha y, posteriormente, los israelitas, la unieron a la Alianza en el Monte Sinaí, 50 días después de la salida de Egipto. Originalmente se denominaba “fiesta de las semanas” y tenía lugar siete semanas después de la fiesta de los primeros frutos (Lv 23: 15-21). Siete semanas son cincuenta días; de ahí el nombre de Pentecostés (= cincuenta).

A partir de la manifestación del Espíritu Santo sobre los apóstoles, Pentecostés se convierte también en fiesta cristiana de primera categoría.

¿Quién es el Espíritu Santo?

Jesús describió al Espíritu Santo como el gran ayudador de aquellos hombres y mujeres que buscaran la orientación de Dios.

«Sin embargo, cuando llegue aquél, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no les hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye, y les declarará las cosas que vienen» (Jn 16:13).

Los dones del Espíritu Santo son: sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

La mejor manera de relacionarse con el Espíritu Santo y asimilar su mensaje, es justamente apelando a la promesa de que Él nos guiaría a la verdad.

Te invitamos a reflexionar acerca de sus dones y sobre ese maravilloso privilegio de poder comunicarnos con Él y de recibir su guiatura sobrenatural.

El Papa llama a todos los católicos a sumar oraciones en jornada mundial de plegarias contra el covid-19

El Papa Francisco se unió a la iniciativa del Alto Comité para la Fraternidad Humana, orientada a ayunar y elevar millones de oraciones en todo el mundo por parte de los creyentes, e incluso los no creyentes -si desean sumarse-, independientemente de la religión profesen. El propósito es clamar a Dios Creador por su intervención frente a los estragos de la pandemia covid-19.

La jornada de ayuno y oración ha sido convocada para este jueves, 14 de mayo. El citado Comité fue establecido en agosto de 2019 con el fin de lograr los objetivos del Documento sobre la Fraternidad Humana, firmado el 4 de febrero de 2019 por el Papa Francisco y el gran Imán de Al-Azhar, Ahmed al-Tayyeb.

“Y como la oración es un valor universal, he aceptado la propuesta del Alto Comité para la Fraternidad Humana de que el próximo 14 de mayo, los creyentes de todas las religiones se unan espiritualmente en un día de oración, ayuno y obras de caridad, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar la pandemia del coronavirus. Recuerden: el 14 de mayo, todos los creyentes juntos, creyentes de diferentes tradiciones, para rezar, ayunar y hacer obras de caridad”, anunció el Papa Francisco.

Este es el video que produjo Vatican News, en el que participan personas de diversos países apoyando la iniciativa:

«Tú, no salgas. Tu ayuda, sí»

El título de esta nota informativa también es el nombre de una campaña que ha sido concebida para acopiar y distribuir alimentos como el jurel, con el fin brindar ayuda a los adultos mayores y otras personas en condición de vulnerabilidad social en Calama, Región de Antofagasta.

 

La iniciativa es promovida por Cáritas Calama y su nombre tiene por finalidad recordarnos que las restricciones sanitarias no impiden el ejercicio de la caridad de manera creativa y que siempre es posible hacer el bien, más allá de las circunstancias adversas. Así lo refieren los padres Javier González OMD y su Saúl Ahumada OMD, párroco y vice párroco, respectivamente, de la parroquia Nuestra Señora de la Merced, quienes se han involucrado directamente en esta campaña.

 

De este modo, Cáritas convoca aportes voluntarios en su cuenta corriente, la entrega de alimentos no perecibles en dependencias de la misma institución y la donación de tarros de jurel.

¿Por qué Jurel? Porque este pez del mar contiene un alto valor nutricional para los adultos mayores, quienes gozan de un almuerzo diario y de otras ayudas generadas por iniciativa de la misma comunidad parroquial.

Así, el carisma leonardino continúa haciendo vida y actualizando la espiritualidad de su fundador: “Cristo medida de todo”, siendo ésta la primera actividad a nivel diocesano en la que participa la naciente comunidad leonardina en la ciudad de Calama.

Texto: P. Saúl Ahumada OMD