Semillas Espirituales

  • Tengan delante de los ojos de su mente solo el honor, el servicio y la gloria de Cristo Crucificado, despojándose de todo interés personal”

  • A mí no deben cosa alguna … pero si alguna cosa buena les parece que haya habido en mí, todo es virtud y gracia de Dios, al que todo deben”

  • Consideren que Dios nos ha dado este tiempo de nuestra vida solo para que, trabajando a su servicio, consigamos el cielo”

  • Lo que sucederá no lo sé, sólo busco no poner obstáculo al Espíritu Santo”

  • Les ruego, por lo tanto, por el amor de Cristo, estar serenos y con gran ánimo tomar el camino del Espíritu con una continua renovación para que de ese modo la Divina Majestad pueda quedar, al menos en parte, servida por nosotros”

  •  “Les ruego a todos afectuosamente, por amor a Jesucristo, cooperar con El en la renovación del espíritu y con hacer oración”

  •  “Anímense en el amor de Jesucristo y denle la palabra de querer amarlo por siempre”

  •  “Estén unidos en la caridad y pongan el corazón en las cosas de la congregación”

  •  “Debemos suplicar a Dios continuamente de abrirnos los ojos, tanto a nosotros como a los demás, para poder conocer perfectamente su voluntad”

  •  “Por lo demás yo deseo a todos aquella plenitud de gracia que ustedes mismos sabrán desear y doy a todos mi bendición”