Jesucristo, sumo y eterno sacerdote

En el calendario litúrgico particular de la Iglesia en España está inscrita, desde el año 1973, la celebración de la Fiesta de Nuestro Señor Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, la cual tiene lugar el jueves siguiente a la Solemnidad de Pentecostés.

Al celebrar de forma especial la santidad y belleza del Sacerdocio de Cristo en esta fiesta, no solo se anima a los sacerdotes a vivir su sacerdocio ministerial, sino que también se alienta a los fieles a intensificar la vivencia espiritual de su sacerdocio bautismal.

El Nuevo Testamento reserva el término sacerdote para denominar a Cristo y a todo el pueblo de Dios que es sacerdotal. Jesucristo es el único sacerdote, que con su sacrificio en la cruz, con su muerte y resurrección, con su ascensión e intercesión, nos ha salvado y abierto las puertas del cielo, instaurando la nueva alianza. Cristo es, ante todo, mediador entre Dios y los hombres, y su mediación sacerdotal consiste en interceder a nuestro favor.

Te dejamos el link del artículo escrito por el padre Jesús Martí Ballester  para el sitio catholic.net. El autor hace una profunda disertación sobre los fundamentos bíblicos del sacerdocio y su concepción en la actualidad. «El sacerdocio hoy está bastante desvalorizado. Las cosas poco prácticas no se cotizan. Esta generación consumista sólo tiene ojos para sus intereses. Ha perdido el sentido de la gratuidad«, lamenta Martí Ballester. (https://es.catholic.net/op/articulos/39863/cat/876/jesucristo-sumo-y-eterno-sacerdote.html#modal).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *